Para saber más ingresa aquí: https://bit.ly/2OTEI9Z

Estafeta se encuentra de manteles largos. Esta empresa mexicana de mensajería, paquetería y soluciones logísticas cumple cuatro décadas de operaciones ininterrumpidas en el país.

Su fundación se registró exactamente un 8 de agosto de 1979. La firma que hoy dirige Ingo Babrikowsky atendió en su primer mes de operaciones tan sólo 100 envíos. Hoy pretende cerrar 2019 con una operación de más de 40 millones de paquetes movilizados.

Además, espera terminar el año con mil 300 puntos de contacto (puntos de venta propios, concesionarios y tiendas de conveniencia como 7 eleven y Circulo K) y un crecimiento de doble dígito, soportado en un equipo de seis mil 800 colaboradores en todo el país.

A principios de junio pasado, Estafeta informó que sus operaciones llegarían hasta Europa, Estados Unidos y Canadá a través de la red de General Logistics Systems (GLS), gracias a una alianza operativa que han establecido.

En la actualidad Estafeta cuenta con un portafolio de servicios nacionales e internacionales para la cadena de valor. Es dueña de cuatro mil unidades terrestres que dan cobertura a 95% del territorio nacional.

En su haber también se suma una línea aérea de carga con dos aviones Boeing 737-300, dos Boeing 737-400, dos aviones Bombardier CRJ-100, 14 estaciones aéreas, 57 centros operativos (cross dock), tres hub o centros de intercambio, dos almacenes en depósito fiscal, un recinto fiscalizado, 33 almacenes estratégicos, 32 mil metros cuadrados de espacio para Soluciones Logísticas, una de sus divisiones, más de mil oficinas propias y concesionadas de contacto directo con el cliente, 25 oficinas en Estados Unidos y una oficina de enlace de negocios en China.

La empresa tiene diversos proyectos para fortalecer su infraestructura en la región Bajío del país, actualmente aplica una inversión de 30 millones de pesos en un proyecto de reingeniería en San Luis Potosí, apoyado por expertos alemanes en intra logística, lo que le permitirá optimizar los tiempos de procesamiento de carga aérea en un 20% y se verá reflejado en sus entregas de día siguiente.

La región Bajío ha jugado un papel protagónico en el crecimiento de Estafeta. En agosto de 2000 se inauguró el Centro de Intercambio San Luis Potosí, hasta la fecha su Hub Logístico más importante y sede de su operación aérea, desde ahí, cada noche se operan más de 75 mil ítems en un lapso de cinco horas en una superficie de 104 mil 166 metros cuadrados, cuenta además con un recinto fiscalizado, aduana, taller aeronáutico, plataforma aérea con capacidad para siete aviones simultáneamente y 17 andenes de carga.

La región demanda servicios para la industria automotriz, retail (calzado, cosméticos), high tech, alimentos, farmacéuticos, gobierno, textil, maquinaria pesada, servicio agrícola e industrial y comercio electrónico, siendo este último un segmento importante del negocio de entregas dado el movimiento poblacional que existe en la zona y que el PIB del Bajío está muy por encima del estándar nacional.

Fuente: t21.com.mx

Comparte en tus redes